Y para aquéllos que el título de este blog no les sugiera nada, diré que la esquina que conformaba los antiguos Almacenes El Águila (actualmente ocupada por la sucursal de una entidad bancaria) tuvo nombre y carta de naturaleza propia en el argot cofrade y semanasantero malagueño. Aún hoy, los itinerarios de muchas de nuestras hermandades incluyen ese ángulo de casi 90º situado entre las calles de Méndez Núñez y Granada y sigue siendo un interesante enclave para observar las maniobras que realizan los tronos.

miércoles, 17 de abril de 2013

El pozo Airón

   Posiblemente se trate del vestigio histórico más antiguo de Málaga, salvedad hecha de los célebres dólmenes de la vega antequerana.  Me refiero concretamente al pozo que se encuentra en el castillo de Gibralfaro, que domina como un vigía nuestra Ciudad.



Año 1920

   De todos es sabido, que, para toda fortaleza o castillo que se preciara, era indispensable, o cuando menos conveniente, la presencia de fuente, manantial o pozo que permitiera acceder a la población al recurso del agua; de manera especial, en situaciones de asedio o rigores caniculares. Pues bien, como digo, Gibralfaro no constituye la excepción, dado que posee un profundo pozo de 36 metros, que servía como receptáculo del importante elemento vital. Según los entendidos en la materia, el pozo en cuestión es de la época griego-fenicia. Así pues, nos encontramos ante uno de los elementos originales más antiguos de la fortaleza, posiblemente coetáneo del faro o luminaria que todos apuntan que debió presidir la colina y que, en definitiva, dió nombre a la misma, Jebl-Faruk.
   Hace ya muchos años, escuché de boca de una persona muy mayor entonces y muy castiza en su habla una expresión que me sorprendió : ..".este niño es el pozo airón". Deduje que se refería a que el infante tenía un pozo sin fondo por estómago; pero el término airón me sorprendió por desconocerlo. Hoy, finalmente, se ha constituído para mí en mayúscula.
  Si consultamos en el diccionario de la RAE el sustantivo pozo encontraremos que, asociado al nombre propio Airón, significa: Pozo o sima de gran profundidad. Coloquialmente, lugar donde si algo se pierde, desaparece sin que haya esperanza de recobrarlo, o se olvida.
   ¿Qué era, o mejor dicho, quién era Airón? Buscando en el Espasa de nuestra era informática, hallé la respuesta. Airón fue un dios indígena, posiblemente de origen céltico, que estaba arraigado en nuestra Hispania prerromana. Curiosamente, el culto a este dios fue respetado por los romanos y se vincula con aguas profundas (ubicadas en pozos y lagunas) y también con simas, existiendo una relación directa entre Airón y el inframundo.
Continuando con la búsqueda, averiguo que todos los topónimos conocidos como "pozo Airón", ya se refieran a pozos, lagunas, simas, cascadas, ríos, fuentes o parajes, tienen relación directa con este dios cuya antigüedad probablemente se remonte al neolítico; si bien, es verdad que el término puede aparecer a menudo disfrazado en otros nombres: pozairón, pozo Hirón, pozirón, pozo Lirón, etc.
   Merece la pena citar textualmente al respecto un comentario del profesor y erudito D. Alberto J. Lorrio: ..." existe un ara de piedra calcárea dedicada al deus Aironis, en las proximidades del manantial llamado Fuente Redonda, localizado al oriente de la localidad conquense de Uclés, que ha permitido documentar el culto en época altoimperial a una divinidad indígena de carácter acuático y salutífero, posiblemente celtibérica de acuerdo con su etimología, relacionada con el nacimiento de un manantial, a la que se daría culto en la fuentes."



Ara de Uclés destinada al dios Airón 

   Así pues, y con todos estos elementos, no cabe duda de que Málaga, y concretamente su castillo, que a lo largo de la historia ha desempeñado un importante papel de atalaya defensiva, tiene su propio pozo Airón, integrando uno de los 101 topónimos semejantes hallados en España, a los que se han de añadir 6 en Francia, 8 en Portugal, 1 en Italia, 1 en el País de Gales, 1 en Méjico y otro en Brasil. Tal es así, que en Wikipedia podemos encontrar un interesante mapa que refleja dicho topónimo en nuestro suelo patrio.



Mapa topónimo Airón



                                               Interior castillo Gibralfaro



Vistas desde Gibralfaro
   

4 comentarios:

  1. Yo siempre me imaginé al pozo Airón como un ogro de barriga inmensa, incapaz de digerir todo cuanto devoraba. Hace décadas que no oigo aquella expresión. Me he repetido muchas veces que resulta lastimoso no haber llegado a tiempo para hacer una lista con la semántica de aquella sabia analfabeta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Afortunadamente recordamos algunas de sus expresiones y símiles dignos de una entrada de blog.

      Eliminar
  2. Es muy difícil saber si la creencia Airón es importada o propia de los pueblos celtibéricos, lo cierto es que los pozos Airón originales todos son del primer al tercer milenio anterior a Cristo. Siendo estos pozos en unos casos dadores de agua, y en otros secos. También fueron pozos Airón las llamadas chimeneas ubicadas en zonas volcánicas.
    La creencia en la sacralidad del interior de la tierra predispone a que se hagan pozos pensando que de las profundidades mana la gracia que da vida. Razón por la cual los habitantes de Iberia queman a sus muertos y sus cenizas son arrojadas a los pozos. Incluso en el caso de los pozos Airón de la Isla Sicana hoy Cullera, a dicha isla se trasladan los edetanos y los sucranos mayores para allí morir. Y en piedad ser arrojados a los pozos volcánicos en donde su gracia les da una nueva vida.
    Esta creencia la hacen suya los cultos romanos, y posteriormente en cristiano los Templarios. Pues estos en sus encomiendas también hacen pozos Airón. O utilizan los ya hechos en sus ritos religiosos.
    De ser investigadas categóricamente las iglesias románicas, se verá que en su interior existe un pozo Airón, o en su entorno.
    En el caso de Málaga, el Airón de su montaña es anterior a los pueblos que en su falda nacen. Lo que nos indica que ya los antiguos contemplaron esta montaña como sagrada. La sacralidad de los lugares da lugar a los Pozos Airón a los que se lanza las cenizas de los humanos en creencia. En cuyos entornos siempre encontramos pueblos antiguos, iglesias, mezquitas. El centro de la gracia de Málaga está en su Airón.
    So. Andrés Castellano Martí.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias, ando ahora con las ubicaciones de los pozos Airon. Tendre que volver a Malaga, un saludo.

    ResponderEliminar